Siguelo por correo electronico

sábado, 15 de diciembre de 2012

El Origen de la Celebración de la Luna de Miel



Las bodas de los Teutones se celebraban con la luna llena; después de la boda, los novios bebían licor de miel durante un periodo de 30 días. De aquí la costumbre de celebrar la Luna de Miel.
La luna de miel son los primeros días después de la celebración del matrimonio de una pareja. Es el primer momento que la pareja se aisla para iniciar su vida matrimonial y se acostumbra a hacer algún viaje exótico para poder disfrutarla. Existen varias versiones del origen de la luna de miel pero todas datan de lugares y tiempos diferentes y parecen bastante probables.
Una de las raíces de la luna de miel proviene de los Teutones (actual Alemania) quienes celebraban sus bodas sólo bajo la luna llena. Después de la celebración de la boda, los novios bebían licor de miel durante 30 días para asegurarse una vida dulce y una familia prolífica.
Otro de los origenes, en la antigua Roma, la madre de la novia debía dejar en el dormitorio de la noche de bodas una vasija con miel para los recién casados. De esta manera, la pareja, después de tener encuentros íntimos, se comían la miel que les proporcionaba toda la energía gastada en éstos. La miel también era considerada un vivificante de la fertilidad.
Y en la cultura babilónica (dónde hoy en día está Irak), hace más de 4000 años, había una tradición que consistía en que el padre de la novia, después de la boda, tenía que proveer a su yerno de cerveza de miel durante todo un mes (un ciclo entero de la luna).
Fuente: UnComo.com